La solución de los números.

 

junto a unas cuantas caras recordadas, 

que me arrastran...sobre su hilo de vereda.

 

La verdad es una plática pegajosa de bares;

una catarata catártica... una plástica en palabras o

falsas palabras de plástico.

                                  Quizá, una matemática de Antártida. 

 

...otro oro de Neutrón. Eres peonza

de posibilidad oportunista, y yo, un danzante anfitrión.

 

Vienes vestido de luces...sobre el añejo albero de siempre:

 estamos esculpidos en parto, de parte a parte,

 somos:

un aciano infante,

un animal moribundo. Embaucado, hipnotizado

                                                            levanta la vista

               hacia una estrellada leche de vías y se devora,

               bajo un sol de bombas atómicas.  

 

 

el Ego de la tierra

                            reclama

tu música de esclavo.

                             ...no son los elementos en sí, sino el orden

en el que fueron depositados:

                                Estratos de un presente despistado.

 

                                Omnipresente dicen de ti, diente,

                                                                     Omnipotente...

inconcebible préstamo de futuro, anterior a mi presencia:

 

...pronto pedirás perdón; por lo que has hecho ¡y lo que harás! Te pido,

risueño de temblores...¡tu, Cupído! 

 

                                                        Existes escrito, verbo,

                                 con tu antídoto de antítesis, ¡verbos!:

fiesta de fantasmas que nos atesora y comercia, seremos fósil

de un segundo adinerado... 

 

                                        seducir a la vida,

                                         seducir a la Diva.

 

 

Solidario sol ausente

de solitarios presentes,

te encuentras, asolado campo ahumado,

                                      a humanos, asociado.

 

  ...espiral de entes letrados, ¡cúmulo de mínimos!:

 

¡amad ahora a las llamas y leed, homini,

 o reclamad al fuego vuestra ciencia!:

 

  ...tu aparente equilibrio entre libidos y lógicas,

     bajo un cielo lácteo,

tus venas terrosas, rebosantes 

de almas aterradas se liban, 

                                las unas a las otras. Se afina.

 

 

...señores astronautas que exploran a la muerte:

 

                 el minuto en que escapamos del reptil,

                 enroscado en el cráneo y su pantano, muy adentro...

 

                 sobre carabelas de velas faraónicas 

                 hacia una guitarra de tierra frágil,

                 para darnos el lujo, de poder olvidar...

 

un canto: 

                Sobre las mejillas de tu playa, tiritan,

                 las cuerdas que secan el llanto...

 

                 fundiendo algunos amores

                 Sembrando, algunas alianzas,

 

                 ¡con la fiereza de nuestras andanzas!

                         ¡sordo y sonoro!...

              

                  canto de pecho que duerme

                          mirando pa´dentro 

                  y que roba, y que aprehende...

 

 

 

...Ella, un color.

           no nació de semilla

           sino, de cosquilla...

           del calor y frío, el sabor.

 

           Frente de flor.

 

           Fisura finísima.

 

           Fosforescente simiente y

           fina congoja que siente;

                                     un agua, inquieta y persistente.

                                     Un suave olor. 

 

 

...me levanté de lo inerte;

en la ducha me crucé, 

con una fortuna que esquivo,

y me salvé,

de la suerte del toro y de su muerte...